Anatomía de un Emprendimiento Digital

Los medios digitales han abierto toda clase de oportunidades y nuevos horizontes que pasan del uso social con amigos y familiares, para ser parte de la Economía Digital a nivel global. Esto hace que cada vez más personas consideren a los medios digitales como una oportunidad de negocio (para sus negocios existentes o ser parte de los negocios digitales) por factores ampliamente conocidos (y hasta repetidos):

  • Puedes tener más alcance: En lugar de que un negocio esté confinado a su punto de venta, punto de consumo, centro de atención, oficinas o cualquier otra, al hacerse presente en medios digitales accede a la ubicuidad que la digitalización permite.
  • Disponibilidad 24/7: Los consumidores potenciales y clientes tienen acceso a los negocios con presencia digital prácticamente todo el tiempo. Esto abre para varios negocios un potencial de cercanía permanente (aunque no podemos perder de vista el trabajo invisible y costos involucrados en que sea posible tener negocios con atención permanente).
  • Todo es medible (y como lo que se puede medir se puede mejorar, pues eso): Desde los ingresos a sitio web hasta las respuestas y puntos de contacto de los usuarios potenciales son medibles. Esto hace que también las decisiones estratégicas cobren una nueva dimensión a través de las acciones digitales para optimizar procesos, recursos y muchas cosas más.

En función de lo anterior y la infinidad de anuncios sobre aplicaciones, acceso fácil a tener sitios web, con la cercanía a redes sociales y básicamente en vista de que tener un negocio digital está a un clic de distancia, todos podemos acceder a tener uno. Y sí, pero eso de que está a solo un clic puede ser hasta cierto punto engañoso.

A continuación se listan algunas partes que rondan entre lo imprescindible y lo muy importante para el mundo de los negocios, especialmente cuando se trata de negocios digitales.

Cabeza del negocio: Es difícil lograr éxito en virtualmente cualquier proyecto (incluyendo los personales) que se comience sin un propósito y dirección. En casos en que por la razón que sea no se dedica tiempo a esclarecer el propósito o dirección de un negocio es probable que viva al día, básicamente sobreviviendo y existiendo. El problema con este tipo de negocios es que solamente están, pero no tienen una aspiración clara de crecimiento, de logros concretos, tampoco se logra inspirar a los colaboradores y los clientes pueden tener una percepción de que se trata de un negocio más que así como está también podría dejar de estar.

Una pregunta importante para dar propósito a un proyecto es: ¿Para qué existimos como organización y por qué es importante que ejecutemos acciones digitales en nuestro caso?

Visión y vista del negocio: El pensamiento visionario justamente tiene el valor de informar al propósito sobre cómo queremos vernos como organización. Al mismo tiempo necesitamos que la visión sea a largo plazo y poder ver el momento presente como una medida de monitoreo sobre el lugar al que queremos llegar y dónde estamos en el momento presente. Pero eso va más allá de lo inspiracional y tiene que ver con mecanismos claros y contundentes de monitoreo donde los datos y todo aquello que es medibles del emprendimiento o negocio informa qué tan cerca o lejos estamos de parecernos a lo que hemos visualizado.

Sirve de poco visualizar grandes cosas y no monitorear el presente para saber si vamos bien en ese camino o tenemos que cambiar. Alcanzar grandes sueños también depende de ver objetivamente los hechos materiales.

Para hacer posible esta parte en un esquema total o parcialmente digital es muy importante visualizar al negocio en metas híbridas (online y offline), y aquellas que se vayan a ejecutar digitalmente tener un plan claro de monitoreo y seguimiento para conseguir que los datos se conviertan en los ojos del negocio y ayuden a tomar decisiones estratégicas de manera ágil.

Comunicación y coordinación: Todas las partes del negocio y del modelo de negocio deben alinearse, de lo contrario se trata de una organización llena de tics, movimientos involuntarios, incapacidad de moverse con coordinación y ni qué decir de avanzar. Sin importar si de trata de un proyecto unipersonal o pequeño, es muy importante que cada parte, proceso y mecanismo de trabajo además de tener una tarea y propósito dentro de la organización, tenga una instrucción clara y coordinada con otras áreas para que se logren los objetivos en cuestión.

Existen infinidad de organizaciones de toda escala llenas de personas con grandes talentos y que son muy eficientes pero que como organización jamás logran llegar a resultados y ello radica en fallos de comunicación y coordinación de las diversas tareas para llegar a resultados conjuntos.

Para apoyar a la comunicación y coordinación con herramientas digitales hay una amplia oferta de Project Managers, canales de comunicación, documentos compartidos y demás. ¿Pero sabes qué es clave incluso antes de adoptar alguna de estas tecnologías? Tener claridad sobre el objetivo e importancia de los proyectos, comprender el valor de cada una de las partes y de cada persona involucrada, así como una cultura organizacional (aunque se trate de una sola persona) que envuelva la manera de actuar. Las herramientas son importantes pero si no sabemos para qué las queremos o cómo resolveríamos esos procesos sin herramientas, posiblemente no vayan a lograr gran cosa por si mismas.

Escucha activa del contexto: Iniciar un proyecto o adaptar uno existente sin importar si se trata de medios digitales radica en comprender su medio. La escucha activa se basa en el ingreso de información sin juzgarla, sin diálogo interno y sin sesgos por preferencias. Se trata de enterarse de las cosas solo por lo que son en los hechos sin interpretación alguna. En el caso de los medios digitales, se trata de enterarnos de lo que las personas genuinamente opinan sobre uno u otro tema aunque no nos guste o nos convenga, se trata de ver los reportes de resultados sin emocionalidad alguna, se trata de ver los gráficos de respuestas sin felicitarnos o regañarnos si algo estuvo bien o mal, sino desde una postura de identificar lo que funciona y lo que puede mejorar, siempre en la idea de adaptar nuestro proyecto al medio y que consiga su propósito de existir.

Para ayudar a conseguir esta escucha activa hay muchos mecanismos digitales que van desde el envío de encuestas de satisfacción, contenido creado buscando una reacción que nos informe, hacer ejercicios de Social Listening, monitorear nueva información en diversos medios, o hasta la realización de estudios de mercado digitales. Como siempre, todo depende de lo que tú quieras conseguir.

Olfato para los peligros y oportunidades: Para escuchar algo debemos estar a una distancia, pero a veces el olfato nos informa de eventos, peligros y oportunidades que están mucho más lejos y que no podríamos percibir hasta que están muy próximos.

En la medida en que conocemos el contexto, con otras ofertas como la nuestra, similares o que ocupan el mismo espacio en la mente de los potenciales consumidores, podemos ir rastreando posibles peligros y oportunidades basadas en el cruce de observaciones, cosas que hemos escuchado activamente de nuestro contexto y de tener presente el propósito y metas del proyecto para ver si necesitamos generar cambios o adaptaciones, o aprovechar oportunidades que tal vez otros no han siquiera identificado.

Para olfatear peligros y oportunidades los mecanismos planteados para la escucha activa son muy útiles, sin embargo este punto tiene mucho que ver con la planeación estratégica del negocio. Entonces, podemos encontrar peligros y oportunidades potenciales pero todo depende de cómo decidamos adaptarnos, arriesgarnos o alejarnos de acuerdo a los objetivos estratégicos de nuestro negocio. Tip: Un potencial solo cobra vida cuando alguien se da cuenta del valor que hay en algo que hasta el momento ha pasado desapercibido.

Correcta comunicación (palabras oportunas que coincidan con los hechos): Los mensajes que comunica un proyecto son esenciales para dar conocer los mensajes deseados y que nuevamente tienen relación con el propósito o dirección del negocio en cuestión. Lo que hace que podamos lanzar mensajes oportunos depende de ese conocimiento del contexto y depende de manera muy importante de que conozcamos a nuestro público meta.

¿Verdad que adaptas tu lenguaje y lo que dices dependiendo de con quién estés hablando? Esto en términos de un negocio que utiliza medios digitales para comunicarse radica en qué decir, cómo decirlo, en qué momentos hacerlo y en qué medios hacerlo. Recuerda que hablar mucho no necesariamente es comunicarse mejor así que piensa en las ideas clave y los medios clave para acercarte con tus públicos meta. Y no olvides escuchar sus respuestas (o falta de ellas).

Conexión emocional o mínimo empatía: Existen encuestas que indican que 3 de cada 4 consumidores son indiferentes ante el hecho de que muchos negocios desaparezcan porque no tienen algún tipo de conexión con ellos. Esto evidencia que para muchos consumidores los negocios son relaciones utilitarias donde se da un intercambio de bienes, productos o servicios a cambio de un monto de dinero pero no se da algún otro tipo de vínculo. Es decir, que no hay conexión basada en lo que representa la marca, lo que resuelve, su propósito, las historias de las personas que son parte del negocio y probablemente ni el servicio se sienta como algo personal.

Es muy importante que quienes hacer negocios con recursos y herramientas digitales no pierdan de vista que en los medios digitales vivimos muchas esferas de nuestra vida que incluyen lo personal, lo laboral, el autocuidado, crecimiento personal, contenido nuevo y muchas otras cosas. Las organizaciones sin postura o cercanía se pierden entre muchísimo otro contenido.

Estirarse y tocar a quienes importa que nos acerquemos: Cada vez se hace más evidente la necesidad de salir de nuestra zona de confort como negocios, y hasta hace algún tiempo ese confort era esperar a que vinieran los clientes y consumidores a solicitar nuestro producto o servicio. Hoy estirarnos radica en poner manos a la obra para generar contenido atractivo que ayude a entender porqué lo que hacemos es relevante, cómo ayuda a resolver y satisfacer necesidades de los consumidores y porqué es una buena decisión de consumo (¿verdad que sí lo es?).

Hoy nos conviene acercarnos a los usuarios y llevar a ellos nuestra oferta y el valor que podemos ofrecer a través de la misma sin esperar a que los usuarios se acerquen a nosotros. En un mercado cada vez más competido y en el que existen otros negocios que pueden ofrecer cosas similares a nuestra propuesta de valor, no solo la diferenciación sino levantar la mano o ayudara a entender que estamos presentes es esencial.

Existen infinidad de mecanismos digitales para acercarte a la gente que es importante para el éxito de tu negocio, incluyendo sitios web, notificaciones, correos electrónicos, anuncios, mensajes en redes sociales y demás, pero ya si vas a buscar la atención de un tomador de decisión (esto incluye a tus clientes potenciales) es conveniente que tengas bien pensado qué le vas a decir y cómo esperas que reaccione a tu comunicación.

¿Te has dado cuenta de que cuando eres consumidor el solo hecho de que recibas una información de un negocio hace que automáticamente tomes acción y compres su producto o servicio? Lo mismo le pasa a todos los negocios.

Firmeza en nuestros movimientos como negocio: Así como unas piernas fuertes nos permiten mantenernos en pie y podernos mover con seguridad y firmeza en el caso de un negocio digital necesitamos tener dos cosas en este sentido: una oferta sólida y la capacidad de adaptarnos.

Ya se dice por ahí que una diferencia entre las personas y los árboles es que las personas tenemos pies para no tener que quedarnos pegados en el mismo lugar y por eso podemos explorar otras posibilidades y potenciales. De la misma manera en los negocios si tenemos claro nuestro propósito y dirección, tenemos la posibilidad de mantenernos fieles a ello y adaptarnos al movernos.

En este sentido movernos es desapegarnos de lo que vendemos (productos o servicios) y reformarlos con base en nuestro propósito de negocio. Es también modificar nuestro modelo de negocio si el original deja de ser relevante pero manteniendo la esencia de nuestra propuesta de valor. Es abrirnos a la posibilidad de vender por medios a los que no estamos acostumbrados pero sin perder la personalidad de nuestro servicio al cliente. ¿Vas a hacer cambios? Adelante, solo recuerda buscar que estén alineados a la esencia y hacerlos sin titubear aunque eso implique dar muchos pequeños pasos pero firmes.

Los recursos y herramientas digitales se pueden convertir en procesos y mecanismos de negocios muy robustos y sólidos que al mismo tiempo son flexibles y que cambian permanentemente. Lograr que el máximo potencial de su eficiencia y efectividad depende de que estén bien dirigidos hacia objetivos digitales claros y bien definidos, y que los procesos de negocio estén lo suficientemente bien integrados y coordinados.

¿Quieres iniciar un negocio digital o estás pensando cómo digitalizar el tuyo?

Considera todas las partes del negocio y ten presente lo siguiente: Lo que hace que una persona que sea quien es no necesariamente son las partes de su cuerpo, mismo que puede cambiar con el tiempo por múltiples factores, tampoco es lo que ejecuta o puede hacer con el cuerpo que tiene, tampoco es dónde lo haga o con quién… Lo que hace que una persona sea quien es radica en lo que hay en su mente porque ahí viven sus ideales, sus valores, su propósito de existir y lo que desea alcanzar.

Un negocio nace como una idea de algo que se puede hacer de manera valiosa para ofrecerlo como una respuesta o solución a personas que lo consumen como producto o servicio. ¿Cómo puede adaptarse a medios y herramientas digitales eso que tú ofreces y que es valioso y relevante?

Green MBA + #CreativeProblemSolving Consultant. Focused on Business Strategy for Digital, Social and Environmental transformation. Founder of @LifeStrategics.

Green MBA + #CreativeProblemSolving Consultant. Focused on Business Strategy for Digital, Social and Environmental transformation. Founder of @LifeStrategics.