¿Estás construyendo una vida o ya solo estás viviendo el resto de tu vida?

Resulta ser que no hay bienestar en la comodidad.

Puede ser que esta idea suene extraña o incluso paradójica. Primero deberíamos comprender que el bienestar es un estado de satisfacción y tranquilidad. Así que sí, la tranquilidad y la comodidad pueden tener una relación, digamos, cercana… pero la satisfacción usualmente viene de satisfacer (necesidades), y en ese sentido nuevas satisfacciones pueden venir de nuevas necesidades que solo aparecen cuando nos exponemos a nuevos niveles de insatisfacción (de preferencia manejables).

En suma, solo podemos tener nuevas experiencias de satisfacción en la medida en que experimentamos insatisfacciones que no teníamos antes. Por insatisfacciones nos referimos a incomodidades que nos produzcan inquietud en la que busquemos un nuevo estado de homeostasis.

¿Pero entonces tendríamos que dedicarnos a sufrir para luego tener otras satisfacciones y así aumentar nuestro bienestar?

La respuesta es no. No se trata de sufrir por diversión (eso es otro asunto que tiene que ver con vivirse como víctima de la vida y hasta de buscar los beneficios secundarios de ello o manipular) y esta es una idea que muchas personas no consiguen digerir debido a que no le dan sentido a la insatisfacción como un motor de cambio, progreso, evolución, generación de creatividad, innovación, disrupción y cualquier otro beneficio adquirido al enfrentar nuevos retos.

¿Retos? Sí, los retos y sobre todo superarlos nos provee de nuevas habilidades y experiencias que después se convierten en herramientas para hacernos la vida más fácil es un sentido de auto-actualización.

Veamos un ejemplo: Supongamos que tú cada mes recibes un pago por tu trabajo pero resulta que (no importa la razón) perdiste acceso a la cuenta y tienes que esperar un mes para poder acceder a tu dinero. Van pasando los días y necesitas hacer pagos, comprar cosas y no tienes a quién pedirle dinero, te las tienes que arreglar por tu cuenta. Tienes un reto, y vías de resolverlo pueden incluir negociar los pagos, ajustar tus gastos temporalmente, hacer las matemáticas de los intereses que puedan generarse… vaya, se activan pensamientos y habilidades en las que tal vez no te habías detenido porque habías dado por hecho el flujo y acceso de tu dinero. Sin embargo es posible que de acuerdo al ejemplo, al volver a tener acceso a tu dinero tengas una nueva perspectiva sobre cómo hacer algunas mejoras sobre cómo manejar tu dinero, lo que posteriormente podría ser de utilidad.

Enfrentar y superar retos produce nuevas conexiones neuronales, encender la creatividad, ver potenciales y oportunidades que quienes viven en una lánguida comodidad no alcanzan a percibir, y muchas cosas más.

Pasamos del estado de confort con las habilidades existentes al desarrollo de nuevas habilidades basadas en nuevas experiencias, y al notar que tenemos nuevas habilidades somos más propensos/as a buscar nuevas experiencias para utilizar esas nuevas habilidades.

Ahora bien, ¿cómo está eso de estar construyendo una vida o ya estar viviendo el resto de tu vida?

Nuevamente las definiciones, ¿qué es construir? En términos generales se trata de formar una obra material que puede ser de diferentes tamaños y que potencialmente integra diferentes elementos. No será de sorprenderse que la palabra construir aplique tanto para integrar troncos, ramas y adobe para hacer una cabaña sencilla, y al mismo tiempo se use para describir todo el proceso de materializar una idea de una nave para viajar a otros planetas.

Se pueden construir muchas cosas pero todo depende de lo que se busque conseguir con eso que se vaya a construir, es decir, darle un propósito y dicho propósito depende de la visión que tengamos… el tamaño del anhelo de lo que queremos materializar.

Por supuesto que en ocasiones eso que podemos construir está temporalmente limitado por los recursos existentes, y ESE es el punto… ¿o no la humanidad ha tenido constantes retos para conseguir visiones y cosas como poder viajar al espacio, curar enfermedades, reponerse de crisis de todo tipo? Sí, la visión del bienestar es la que define el nivel de reto. Algo que en #CreativeProblemSolving llamamos Tensión Creativa.

La distancia entre nuestro principio de realidad y la visión de lo que deseamos es lo que genera Tensión Creativa, que mantiene la motivación para superar retos y la interiorización de aprendizajes para manejar mejor nuevos retos similares o relacionados.

Por desgracia, algunas personas optan por evitar la Tensión Creativa (incluso sin darse cuenta) porque de esa manera se evitan retos, tener que superarlos y con ello exponerse a situaciones de incomodidad. En ese caso son comunes expresiones como “yo así estoy bien”, “¿y yo para qué quiero más?”, “yo ya tengo lo que necesito y con eso me basta”.

“¿Cómo sé si estoy construyendo una vida?”

La respuesta es simple: Todo depende de qué tan lejos estés de esa visión de bienestar (o sueños) y de si estás en la disposición y compromiso para continuar tomando riesgos y superando retos para llegar o acercarte a esa visión. También es válido que en camino a esa visión encuentres algo diferente que te inspire y hagas ciertos ajustes o modificaciones.

Recuerda que en la vida todo depende de lo que tú quieres. Solo ten presente que es importante y particularmente conveniente para ti que eso que tú quieres venga de tu autenticidad y no de influencias externas como lo que opina tu familia que es lo correcto, lo que la sociedad dice que es el éxito, lo que tu pareja dice que es lo adecuado y todas esas voces que pueden ser muy válidas pero que tal vez opacan la voz de tu verdadero ser. El problema es que esas voces podrían desparecer un día dejándote con una sensación de desorientación y sobre todo, sin que tú hayas formado tus propias ideas.

¿Cómo sé si estoy en modo viviendo el resto de mi vida?

La respuesta también es simple: Vives en una especie de comodidad y sobre todo, vives en una rutina psicoemocional (aunque siempre tengas muchas actividades) donde no te expones a nuevas situaciones ni retos y entonces básicamente solo pasa el tiempo, los años y la vida haciendo siempre prácticamente lo mismo, comiendo en general las mismas cosas, conviviendo con la misma gente o tipo de gente, consumiendo el mismo tipo de contenido e ideas, yendo a los mismos lugares o tipos de lugares, rechazando aprender cosas nuevas, evitando situaciones que no controlas porque “qué miedo no tenerlo bajo control” y demás cosas por el estilo.

“Vivir el mismo año durante 70 u 80 años, no es vivir una vida.”

¿Qué conclusión nos deja esto? Más allá de los recursos (tiempo, dinero y/o energía) que tengamos si nuestra visión del bienestar se centra exclusivamente en metas como lograr una posición laboral, tener determinadas posiciones, tener una relación o estatus de la misma, hacer un viaje a cierto destino, lograr un título profesional, ganar en una competencia o cualquier otra cosa…, pero esos logros no tienen nuevas versiones o se desdoblan en nuevos potenciales lo más probable es que una vez que los consigamos después nos dediquemos a solo vivir el resto de nuestra vida. Como en una escalada de montaña, llegas a la cima y ya todo lo demás es de bajadita. ¿Qué opinas de tener la costumbre de buscar otras nuevas cimas, de diferentes tamaños para mantenerte en continua expansión?

Green MBA + #CreativeProblemSolving Consultant. Focused on Business Strategy for Digital, Social and Environmental transformation. Founder of @LifeStrategics.

Green MBA + #CreativeProblemSolving Consultant. Focused on Business Strategy for Digital, Social and Environmental transformation. Founder of @LifeStrategics.